lunes, 24 de abril de 2017

Ferrata de Valdeón II

En septiembre se quedó gente con las ganas de hacer esta ferrata, y yo que estaba deseando repetirla me ofrecí a venir con ellos, en principio éramos tres, pero la cosa se fue alargando…

Como ya la conocemos, todos equipados con la cinta para alargar el disipador y no hacer mucha cola en el puente.

sábado, 22 de abril de 2017

Pico Corcadas

Portilla de la Reina en la subida al puerto de San Glorio es muchas veces la entrada en al Parque natural de los Picos de Europa, hoy comienzo de nuestra ruta, que por la carretera que sube a Pandetrave nos acerca al valle de Ceranzo.
Los chopos que nos escoltan en el camino, hacen un esfuerzo y se alzan al cielo para enmarcar el que será nuestro objetivo.

Los prados a pesar de la falta de lluvia están repletos de lirones, o narciso de los prados, (narcisus pseudonarcisus), en cuanto se quita la nieve y sale el sol, brotan de repente dándole a la montaña ese toque que cautiva las miradas.

sábado, 15 de abril de 2017

Peña Lusa

Aparcamos el coche en el kilómetro 4,5 del portillo de Lunada y a  nuestra derecha sale el camino que nos llevará a Peña Lusa.

En poco tiempo nos metemos en el interior de un hayedo encantado.

viernes, 14 de abril de 2017

Castro Valnera

Salimos tempranito del portillo de Lunada, las nubes cubrían los valles, otro día hubiera sido malo, pero hoy es una maravilla.

Según subimos al Cotero La Brena, cada rincón del valle del Miera es mágico, saber lo que hay bajo las nubes y no verlo, te permite imaginártelo más bello aún si cabe… como un sueño…

sábado, 8 de abril de 2017

Gilbo y Peña Vallarque

Partimos de la iglesia de Horcadas y para ir entrenando lo que será la tónica del día empezamos haciendo la foto de salida a vista de pájaro.

Las campanas de la espadaña anunciaban ya un buen día de primavera, la pregunté, arrimando con suavidad el badajo a la campana, y sonó a “menudo día habéis pillado”

sábado, 1 de abril de 2017

Los Huertos del Diablo

A pesar de las previsiones hay que ir, el tiempo dicen los buenos montañeros, es el que haga. Subiendo por el puerto de ventana se veía muy negro, pero cuando aparcamos estaba nevando, eso es otra cosa… ya no es tan negro, ahora es blanco.

Con algún claro en el cielo y la ilusión sin estrenar empezamos la ruta bordeando el Peñón de Ventana.