sábado, 24 de agosto de 2019

Curavacas por la Y, corredor del Portillo y vía del Notario

Hoy tocaba día de investigación por el Curavacas, así que bien tempranito en Vidrieros para que el sol no nos apriete demasiado en la subida.

Que ya nos apretaran las piedras de la pedrera interminable.

viernes, 16 de agosto de 2019

Petit Vignemale

He subido a Les Oulettes de Gaube a ver a Raquel, pero sólo encontré un banco vacio, ya no estaba su dorada espalda al sol, ni su cálida mirada clavada en la fría pared del Vignemale. Hay sueños que no pueden ser, pero volví a disfrutar del fiel beso de piedra que me roba el corazón.

Dejé la furgo en Pont d´Espagne, como ha cambiado, el aparcamiento de entonces es hoy la terraza del hotel, y más abajo hay uno inmenso y de pago. Comencé la ruta por el tramo de la antigua carretera.


domingo, 23 de junio de 2019

Tofana de Rozes

Empezaba a amanecer en el refugio A. Dibona y esto en Dolomitas es muy temprano, pero la amenaza de tormentas por las tardes está ya más que probada, así que no se puede arriesgar, la primera etapa es la forcella Fontananegra, vamos, que para arriba.

El desnivel es fuerte, pero entre las muchas ganas que le tengo a la Tofana y los regalos que la mañana me va haciendo se me hace muy llevadero.

viernes, 21 de junio de 2019

Torre di Toblin - ferrata

Bajando de Monte Paterno se tiene una buena vista del escenario, detrás del refugio Tre Cime está el Sasso di Sesto con sus túneles escavados por los Alpini, este era el límite del frente italiano en 1915, la cercana Torre di Toblin, justo detrás, era el frente austrohúngaro desde donde los tiroleses controlaban cualquier movimiento de los italianos.

Con sus 2617 m. de altura y la prominencia de sus paredes hacía casi impensable un ataque a las ametralladoras instaladas en su cima y dada la cercanía, los Alpini se limitaban a mantener la posición para evitar que los tiroleses avanzaran. 

Monte Paterno - ferrata Innerkofler

El Monte Paterno es una atalaya fantástica de 2744 m.que por muchas razones me había convocado y estaba en mis planes como imprescindible en Dolomitas. Desde el refugio Tre Cime hay que dirigirse a esta aguja conocida como la salchicha.

A su derecha nos aparece un camino que desentona con lo agreste del terreno, es una trinchera excavada por los Alpini tras el abandono de esta posición por el frente austrohúngaro.


miércoles, 19 de junio de 2019

Punta Penia

A las cinco de la mañana dejaba atrás el bosque de alerces que hay bajo la presa del lago de Fedaia y comenzaba a remontar el fuerte desnivel que me separa del glaciar de La Marmolada.

Llevaría caminando media hora y el sol se abrió camino a duras penas entre las nubes para alegrarme la vista.

martes, 18 de junio de 2019

Piz Boé

Desde muy pequeño jugando a las familias con mis hermanos me llamaron la atención los tiroleses y con el tiempo fui descubriendo que además del sombrero con la pluma tenían unas de las montañas más bonitas que puedas soñar.
Dolomitas es inmenso y para empezar me propuse un reto pequeño, el Piz Boé es el pico que se ve al fondo a la derecha.

Mi llegada al Passo Pordoi fue espectacular, flipaba a colores y al atardecer se lió la primera tormenta, las torres de Sassolungo , que ya estaban preciosas, se pusieron interesantes, había empezado la película y de momento parecía de miedo.